Reflexología Podal

  Definición

  La Reflexología, de forma general consiste en la estimulación de puntos sobre distintas regiones del cuerpo (pies, manos, orejas principalmente) con la intención de influir sobre otras partes del cuerpo diferentes a las zonas en que es aplicada.

  La reflexología podal es la aplicación de esta técnica en los pies. Se convierte en reflexoterapia cuando busca un fin terapéutico, es decir, cuando su objetivo es aliviar un problema de salud concreto o reequilibrar a la persona que la recibe.

  Origen

  No se sabe con exactitud el origen de esta técnica pero hay registros que indican que se usaba en China, en India, en Egipto e incluso en alguna tribu de indios americanos que consideraban que, a través de los pies, entraban en contacto con la energía de la tierra y el espíritu se vinculaba a través de ellos con el universo.

  La reflexología tal y como la conocemos ahora comienza con el trabajo del doctor Fitzgerald y la terapeuta  Ingham (principios del siglo XX). Fitzgerald propuso la teoría de que el cuerpo humano es atravesado longitudinalmente por diez meridianos que lo dividen en diez zonas y que los órganos contenidos en cada una de ellas tiene una zona refleja en áreas determinadas de los pies, manos, etc. Eunice Ingham llevó a la práctica esta teoría y documentó los resultados de sus pacientes aplicando esta técnica y obteniendo resultados en el alivio o eliminación de sus patologías.  

  Beneficios

  La Reflexología podal ayuda a reducir el estrés al producir una profunda relajación; activa la circulación sanguínea, proporcionando un mejor suministro de oxígeno y nutrientes a los tejidos y órganos; estimula el sistema linfático, ayudando a la eliminación de toxinas y sustancias de desecho del organismo y estimula el sistema nervioso a través de las terminaciones nerviosas de los pies contribuyendo a su equilibrio.

  Todas las partes del cuerpo  están comunicadas, la información sensitiva llega a la médula espinal y ésta la transmite al cerebro.  Actuando sobre la piel y músculos de los pies, en las zonas reflejas de los distintos órganos y sistemas, se actúa sobre todo el sistema en general y sobre los órganos concretos en particular.

  Contraindicaciones

  No se recomienda durante el embarazo. Tampoco se recomienda en caso de trombosis, tromboflebitis, micosis o alteraciones importantes en la piel de la zona.

   Técnica realizada por la Dra. Emilia Herranz

Localización

Dónde estamos por si nos quieres visitar

2015 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos